martes, 13 de diciembre de 2011

¿NEGOCIO O CARIDAD?

Por muy diversos motivos, no me fío un pelo de casi ninguna ONG, y una de las cosas que más me irritan son sus triquiñuelas para sacarnos una pasta cuyo destino dudo mucho que sea realizar los proyectos de ayuda al desarrollo y paliar las necesidades que nos venden en sus folletos. Habitualmente trafican con la dignidad y con el dolor de las personas a las que dicen ayudar, y apelan al sentimentalismo más primario de los destinatarios de sus campañas publicitarias.

Hace una semana he recibido en mi buzón una carta de la asociación de artistas que pintan con los pies y con la boca. En el envío incluyen una colección de cinco o seis postales navideñas muy bonitas con sus respectivos sobres, y una larga nota apelando a mi generosidad, que, según ellos, debería consistir en depositar 9 euros en su cuenta corriente para pagarles los christmas. El escrito, como era de esperar, viene ilustrado con numerosas imágenes de los pintores sosteniendo el pincel con los labios o con el dedo gordo del pie.

Pero lo más sorprendente es que en un párrafo de la petición se ponen dignos y vienen a decir que ellos no pretenden vivir de la caridad, sino de su valía como artistas.

Yo soy hombre pragmático y poco sensiblero, y me gusta llamar al pan, pan, y al vino, vino. Por eso al recibir esta carta inmediatamente me he hecho tres preguntas:

¿Los christmas son gratis o hay que pagar 9 euros? A ver si se enteran de que en una compraventa debe concurrir la voluntad de ambas partes, y por eso si yo los recibo sin haberlos pedido, entiendo que son un regalo y en consecuencia no me siento moralmente obligado a hacer donativo alguno, aunque la intención de la asociación sea hacerme sentir mal por recibir sin dar a cambio.

¿Son una ONG para ayudar a los necesitados o un negocio particular suyo para ganar más? Porque estos señores ya tendrán sus pensiones por discapacidad, así que si me piden pasta, una de dos: o es un negocio para mejorar sus no dudo que escasos ingresos o es una limosna.

Si, según ellos, no piden limosna y solo aspiran a vivir de su vena artística, ¿por qué no intentan vender sus cuadros por los cauces de mercado habituales, es decir en galerías o exposiciones, y por supuesto sin especificar cómo los han pintado, en vez de enviar cartitas llenas de fotos de sus muñones en primer plano?

Creo que la caridad es un deber cristiano, pero no me gusta que se disfrace de otras cosas. Me gusta ser yo mismo quien valore la necesidad ajena antes de soltar un duro o prestar cualquier ayuda, y odio a los  encantadores de serpientes que aprovechan las épocas de especial sensibilidad y apelan toscamente al humanitarismo sola y exclusivamente para hacer caja.

18 comentarios:

El chico de los tablones dijo...

Hará un par de semanas que salía yo del Corte Inglés de Zaragoza, todo contento con el libro de test de mis opos bajo el brazo, cuando topé casi de bruces con una mesa a la salida, poco menos que cerrándome el paso.

Desde el otro lado de la mesa, una chica de veintimuchos apelaba a mi lado caritativo para que le comprase un calendario del equipo de natación de paralíticos de Zaragoza, con fotos en la que salían ellos nadando, poniéndose el gorro de baño ayudados por otra persona, zambulléndose en la piscina, etc.

- Este año han quedado subcampeones en la competición nacional de paralíticos -añadió la chica, orgullosa, al tiempo que me enseñaba las fotos, algunas de ellas realmente estremecedoras.

En ese momento me sentí atrapado entre la espada y la pared: "joder, Tablones, menuda encerrona; a ver cómo sales de ésta ser brutal y sentimentalmente mangoneado ni parecer el subcampeón nacional de egoísmo". Por suerte, la chica me vio dubitativo y se apresuró a aclarar:

- Bueno, si no te interesa no pasa nada, ¡que aquí no obligamos a nadie!
- Entonces mejor no, gracias.

El poder de convicción de estos chantajes emocionales es tal que, aun rehusando amablemente su ofrecimiento, esa chica consiguió que durante cinco eternos segundos yo me sintiera un capitalista empedernido, un niño bien, frívolo y mala persona.

Antonio dijo...

Podrían haber pedido la voluntad, pero desde el momento que le ponen un precio concreto se convierte en un negocio como otro cualquiera, aprovechando la bondad de estas fechas y anticipándose en el envío sin habérselo solicitado.
Pese a ser un negocio, no dejan de tener mérito los cuadros que pintan, algunos realmente valen la pena.

garrotevil dijo...

ok pero aun añadiria mas
No entiendo ong subvencionadas con dinero publico
No entiendo ong con gente trabajando a sueldo
...ya no voy a entrar en vacaciones pagadas que tienen algunas ong y encima donde van a ayudar no pegan ni un palo.
Puedo admitir que de hecho existan algunas que sean no ya buenas sino ejemplares pero la verdad aqui hay mas jetas de los que parece
Yo la unica ong que conozco que realmente (y a pesar de todos los fallos que tiene)funciona en todos los paises del mundo ayudando al desamparado es la Iglesia Catolica (caritas,hermanas de la caridad, misioneros y un largo etc)
Y los siento de verdad sobre todo por que se que muchos de los voluntarios que alli trabajan lo hacen de buena fe pero de las cupulas me fio el pelo de un calvo
En cuanto a asociaciones y demas con calendarios,tarjetas y otros pues bueno cuando nos lo ofrece alguien a quien conocemos que esta involucrado pues pase perosin conocer...que quieren que les diga mucha picaresca ( a veces obligada por las circustancias existe)
Por otro lado ya estoy harto de la ayuda humanitaria al tercer mundo que jamas llega al necesitado , tanta fuerza internacional y en esos sitios de brazos cruzados
En fin felices fiestas y prospero año nuevo (que falta hace)

Aprendiz de brujo dijo...

Estoy de acuerdo con Garrote, y con el post. No obstante, creo que casi todo, (al menos yo lo hago), utilizamos la mala fama de las ong y el sentimiento de escepticismo que nos provoca todo lo que se crea con fines altruistas, como coartada moral ante nuestra falta de solidaridad.
Neri tus posts tienen un tufo misántropo cada vez más acentuado. Se empieza por ahí y se acaba en el agnosticismo putero.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Sí, sí, señor Neri. Muy duro usted cuando quien se lo pide es un señor sin piernas. Además, así aprovecha para quedarse con las postales esas, que desde que le conozco llama, amariconadamente, krimas.

Me gustaría ver qué haría si se viera en la situación de El chico de los tablones... Pongamos que sale usted de El Corte Inglés, sin su esposa y una buenorra (en sus tiempos a usted todas le parecían buenorras) le pide 15 euracos por una mierda de calendario. Me gustaría verle ;-)

tomae dijo...

...el otro día Sr.Neri nos planteaba cuales pueden ser las profesiones del futuro, pues aquí tiene usted un ejemplo (evidentemente no el de pintar con los pies... mis respetos para esos pintores) sino el de Consultores Auditores que nos certifiquen cuanto de ese dinero "donado" llega efectivamente a su destino.

Por los menos las postales de esa gente tendrán motivos navideños como las del Corte Inglés o las de Cáritas...o ¿aparecerá ese estúpido muñeco de nieve con zanahoria en las narices?

Álex dijo...

Ay, sr. Neri, ¡mire que me dieron guerra los dichosos envíos de esa asociación! Se los mandaron hace unos años a casa de mi madre y ella toda preocupada me preguntó qué hacer. Si no recuerdo mal, devolví el sobre y todo el contenido a la asociación, indicando que mi señora madre no estaba interesada. Al año siguiente se repitió la historia: volvieron a mandar el sobre y lo devolví otra vez. Pues aún lo mandaron otro par de años, aunque en ambas ocasiones ya le dije a mi madre que se quedara las postales o que las tirara directamente al contenedor de papel...
Algo similar pienso sobre la información y petición de donativos por las calles: me parece bien que se lleven a cabo esas actuaciones siempre y cuando no se acose ni se coaccione a los viandantes.
Saludos a todos.

Al Neri dijo...

No tiene usted vergüenza, Subdirector. Es usted un malandrín. Si bien es cierto que prefiero que me pida el donativo una chica con las piernas bonitas a una señora sin piernas, le aseguro que nunca daría un duro ni a una ni a otra. Cree el ladrón... ¡Y mejor para mí si todas me parecían buenorras!

No veo por qué la madre de Álex tuvo que devolver los christmas, la verdad. Al final, de un modo u otro, consiguen lo que quieren, que es hacerte sentir mal por haberlos recibido.

ignatus dijo...

Garrotevil, decir "no entiendo ong subvencionadas con dinero publico y (...) con gente trabajando a sueldo" para luego poner de ejemplo guay a la Iglesia Católica y a Cáritas es un contrasentido bien grande pues precisamente "cumplen ambos requisitos".

No quiero decir con esto que no me fíe de las mencionadas "ongs" -al contrario, siento una casi total confianza por ambas (que es mi grado máximo)-. Lo que digo es que tener empleados y recibir ayudas públicas no son deméritos "per se".

De todo lo dicho, me quedo con los "casi todas" que la mayoría habéis incluido en vuestras críticas a las ongs, pues dan muestra de que confiais en alguna.

Y me quedo con lo dicho por Aprendiz de brujo de que desconfiar es la forma fácil para ser un egoísta sin remordimientos.

Saludos a todos.

ignatus dijo...

Por cierto, que releyendo mi comentario parece que yo me dedico a ir dando sin ton ni son a todo perro pichichi que me pida pelas.

Todo lo contrario: yo también desconfío de las intenciones de algunas -muy pocas- ong y dudo de la capacidad de ejecución de otras -bastantes más-. Me parece que se fragmentan demasiado y eso no es eficiente.

Desconfío también de todos los pidepelas y mendigos particulares.

Y en concreto los pintores con muñones tampoco me caían bien... No había vuelto a oír hablar de ellos desde pequeño: pensé que habían muerto todos o que se dedicaban a hacer powerpoints.

Aprendiz dijo...

Si a mi me llegan esas postales y son bonitas, escribo un Feliz Navidad y se las envió a alguna amiga, pero no pago 9 euros que yo no las he pedido ni me tomo la molestia de devolverlas.

En esto de la caridad no se puede estar abriendo el monedero cada vez que pidan porque no nos daría la vida para tanto necesitado. Lo ideal para hacer algo de verdad por la sociedad y de paso que nuestra conciencia esté tranquila es elegir alguna asociación que consideremos de confianza y enviar una cantidad de dinero fija según nuestras posibilidades, eso me parece un deber cristiano y humano en general.

Yo con los que no puedo es con los que piden por la calle, no a los mendigos, que cuando salgo de misa de vez en cuando les echo algo, sino al que se acerca hasta ti para pedirte, a esos intento evitarlos porque me ponen mal cuerpo y qué narices, al fin de cuentas yo no tengo la culpa y no los voy a sacar de pobres...

Zorro de Segovia dijo...

no leo comentarios muy cristianos por aquí ...

Supongo que ninguna religión nos dice que hay que ser tonto del culo y dejarse engañar, pero casi todas nos entrenan en valores. Yo me eduqué en la caridad, y en la generosidad cristiana y esa es una de las pocas enseñanzas que aún permanece de aquéllos años de catequismo y comunión. Los años me hicieron no sólo descreído sino también algo desconfiado por lo cual si bien doy todos los años una parte de mis ingresos a ONG´s, elijo alguna de las grandes y auditadas. Quizá OXFAM y Médicos sin Fronteras me engañen, pero ... de momento prefiero fiarme.

Espartaco dijo...

Yo también recibía esas pinturas, bajo el nombre de postales de Navidad, pero poco a poco los motivos de las postales fueron cambiando, hasta que al final ninguna representaba motivos navideños auténticos, sino imágenes de invierno. No dudo de la calidad artística, pero un estúpido muñeco de nieve nunca puede representar la Navidad, postales paganas. Cuando dejé de pagarlas, dejé de recibirlas, gracias a Dios.

sefo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
jose luis dijo...

Tal vez "buenorras" lo entendamos todos, especialmente los hombres, pero es verdad que deja totalmente abierta la posibilidad de interpretar sin acierto el ánimo y "la sensibilidad" de quien utiliza esa expresión. En un ámbito como este, tal vez fuera menos conflictivo utilizar "hermosas", por ejemplo.

Fastioso asunto nos plantea Al Neri. Es una de las contradicciones en las que nos pone nuestra superflua sociedad de consumo. El razonamiento de Neri es impecable: yo no he pedido nada, si tú me remites algo con precio, yo tengo la entera posibilidad de no pagarte nada sin que medie remordimiento alguno.
Pero es verdad que, de hacerlo, consiguen que no nos sintamos bien, y eso no debiera suceder.

¡Qué difícil! ¿no?

José Luis

marian dijo...

¿Ayuda al desarrollo y paliar necesidades es como lo del Urdangarín, no?

Elena Nito dijo...

Razón tiene Marian! Responsabilidad Social, lo llamaba.

Jugamos en otra liga chicos, me temo. No creo que ManosCazuelas & company tengan ningún cargo de conciencia, no ya de no dar, sino de robar en nombre de causas nobles, incluidos los niños discapacitados (!!). Es más, ¡es que está indignado! Me lo veo en breve con rastas acampando en Sol.

L@s únic@s que me creo sin fisuras que se dejan la vida trabajando en estos temas sin ánimo de lucro, son, como decía garrotevil, las monjas y misioner@s-religios@os varios. ¿Quién con los leprosos? ¿Quién con los sidosos terminales en los primeros 80, cuando no se conocían las vías de contagio? Ante el asco, la repugnancia y el rechazo, sólo quedaban las monjitas, y rezando mucho, como Teresa de Calcuta.

De todas formas, hay quien todavía no sabe lo que es una ONG (vídeo largo, pero el meollo de la cuestión se dilucida en el minuto 1:

http://www.youtube.com/watch?v=6XepfjqGi9w

Entre Urdangas, Royals extranjeros sin trono parasitando el nuestro, primos y cuñados de riesgo, señorías comprados, diputados de alterne, pagos melosos a secuestradores de barcos, abortos, SGAES, banqueros y Cajas "de Piedad", artistas postmodernos, Malayos y alcaldes que lo único que dejan de su ciudad es el prefijo ¡SE ESTÁN LLEVANDO TODO EL DINERO DE ESPAÑA!

Si España fuera un país serio..otro gallo nos cantaría.

jose luis dijo...

¡Elena for president! ¡Elena for president!

José Luis