jueves, 20 de enero de 2011

¿REDUCIR EL ESTADO AUTONÓMICO?


Pocos días después de que José María Aznar, desde su cómoda tribuna teórica, reflexionara sobre la insostenibilidad de diecisiete reinos de taifas en este país e instara al mozo de estoques Rajoy a ponerle el cascabel centralizador al gato de las autonomías, los peperos se ha apresurado a asegurar que efectivamente van a "reducir el estado autonómico".
Sobre esta cuestión yo me hago cuatro preguntas que no sé bien si tienen respuesta:

- ¿Por qué nadie se dio cuenta en la Transición de algo tan obvio como que el sistema autonómico iba a ser el modelo territorial más nefasto, derrochador, irracional e injusto de todo el mundo civilizado?

- ¿Por qué Aznarín no aprovechó en su día su gobierno de mayoría absoluta para poner ese cascabel al gato y viene ahora a endiñarle el muerto a otro?

- ¿Por qué los peperos se empeñan en considerar que los ciudadanos son gilipollas y se van a creer semejante brindis al sol?

La letra pequeña de la promesa de “reducir” el estado Autonómico dice que se llevará a cabo sin reformar la Constitución, por la vía de la simplificación y la racionalización, "intensificando los mecanismos de coordinación, cooperación y colaboración entre Comunidades Autónomas”.

Todas estas propuestas son huecas, puro humo, declaraciones de intenciones. No se inventan nada nuevo porque nuestro ordenamiento jurídico ya prevé suficientes mecanismos de coordinación competencial entre el Estado y las Comunidades y entre las Comunidades entre sí (planes sectoriales, conferencias sectoriales, convenios de colaboración…) que permitirían racionalizar y reducir en alguna medida el gasto público. Evidentemente estos instrumentos jamás se han utilizado como debieran porque no ha interesado y la consecuencia es que el batiburrillo administrativo y jurídico que padecemos es lo más parecido a una casa de putas o a una merienda de negros, esto... perdón, a un lunch de subsaharianos... ¡Pero que no tengan el morro de hacer pasar el mero cumplimiento de la ley que ya existe por una reducción del Estado Autonómico!


- ¿Por qué no derogan la Constitución entera y empezamos de cero con otro modelo territorial y, sobre todo, con otros valores políticos?

8 comentarios:

perroviejo dijo...

Yo de momento voy a preparar mi curriculum y la solicitud por si al Sr.Subdirector le toca la euromillonaria y se compra aquellos terrenos que dijo y me admite con toda la familia.

Soldado Vikingo dijo...

Aznar sugiere quitar las autonomías porque ya no gobierna él. Si lo hiciera, seguro que sería el primero en defender su existencia.

Teutates dijo...

Respondiendo a sus preguntas:
- En la transición se dieron perfecta cuenta de lo nefasto, derrochador, irracional e injusto de este sistema, el problema fue que no encontraron otra forma de satisfacer a las minorías nacionalistas para que pasaran por el aro. Es lo que se llama vulgarmente "poner el culo para conseguir lo que se quiere".
- Aznar cometió un error muy gordo durante su gobierno, pensaba que con ello se terminarían o reducirían las demandas nacionalistas, pero el efecto ha sido el contrario. Ese error fue ceder a los terruños las competencias en sanidad y en educación. Si lo hubiera previsto, seguramente hubiera tirado por el lado opuesto, justo el que ahora propugna. Lo que en lenguaje vulgar se dice "A toro pasado todos somos Manolete".
- No solo los peperos creen que todos somos gilipollas, eso también lo pienso yo y todo aquel que vea cómo se está gestionando y en qué se está convirtiendo España. Si lo estamos permitiendo, es que somos rematadamente gilipollas. Es lo que en palabras corrientes se define como "Dime con quien andas y te diré quién eres".
- Y respecto a porqué no derogan la Constitución y empezamos de cero, está respondido en la cuestión anteriór, ¡Porque somos gilipollas!. O expresado de forma social "Porque somos tontos del culo"

José "Kodiak" Segura dijo...

Sr. Director: Es que son politicos y con eso esta todo dicho; a ver si hay suerte y el pueblo "soberano" se dacuenta y a la hora de votar los manda a todos a la mierda.

Zorro de Segovia dijo...

pocas transferencias contempladas en la Constitución quedan sin ejecutar todavía. Mi pregunta es: cuando se termine el pienso de los partidos nacionalistas, ¿qué pedirán a cambio de sus "favores"?

Anónimo dijo...

el mapa que usted pone separando leon y castilla?

Al Neri dijo...

No me había fijado, Anónimo, pero de todos modos creo que simplemente es la división de la bandera de Castilla y León, pero la región no está dividida.

En cuanto a si el viejo Reino de León debe estar o no separado me parece un tema soplapollesco con la de prioridades que tiene España. Además, ¿Qué es Castilla? ¿Y qué es León? Recordemos que antes de la segregación de Castilla, el Reino de León se extendía hasta la provincia de Huelva...

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Totalmente de acuerdo con usted, sr. Neri. Dos legislaturas y cuatro años de mayoría absoluta en los que Aznar no sólo "afianzó" el estado de las autonomías sino que traspasó competencias comm Sanidad y Educación que nunca deberían haberse cedido.

Las consecuencia de aquello, al margen del enorme dinero que se derrocha, eran previsibles para cualquier con 2 dedos de frente. Dieciocho modelos sanitarios (los autonómicos más la mínimas competencias que conserva Sanidad) y otros tantos educativos: CAOS TOTAL. Legislaciones multiplicadas por 18, gastos de gestión, incongruencias...

Esto sólo sirve para tener más y más políticos y más y más enchufados parasitando la nación. Que individuos que antes no eran nada, ahora se crean ministros y se comporten como señoritos de pueblos en "sus dominios", en sus capillitas.

Se podrían retirar la mayoría de las transferencias rápidamente, sin tocar la Constitución aplicando estrictamente los artículos 148 y siguientes que utilizan siempre la palabra "podrán" y no "deberán".

Pero no interesa ni a PP ni a PSOE ni ningún partido político. Tienen a mucha gente colocada. Son un cáncer para España que debería ser extirpado sin miramientos.

Por cierto, siempre pensé que Aznar era un gilipollas. El pequeñajo acomplejado a quien todo el mundo daba collejas. Lo que hace ahora me lo confirma aún más. Dedicarse a dar lecciones este beodo a toro pasado cuando es culpable de lo que ahora pasa... En fin, ¿qué se puede esperar de un hombre al que, de recién casado, mantenía su señora?