jueves, 15 de mayo de 2008

A LA SOMBRA DEL DRAGÓN

El otro día se confirmó una de las pocas cosas que he aprendido por experiencia en este mundo. ¡Parece mentira que haya tardado más de treinta años en darme cuenta!

Se celebraba una exposición relacionada con mi trabajo. A tal efecto, acudió de visita un grupo de políticos y gerifaltes del municipio, la provincia y la Junta de Castilla y León. Las alegrías que han traído las autonomías a una España casi vacía de altos cargos. El que antes era un simple burócrata desconocido, ahora es director de tal y cual, de allí y de allá... Vamos, poco más o menos un ministro de la nada pero con otro nombre.

Bueno, como iba diciendo, a la hora esperada, poco más o menos -no
lo sé con exactitud porque hace tiempo que me cansé de tanto circo- allí se presentaron todos en tropel y amistad rodeados de fotógrafos y periodistas de los medios de comunicación locales. Ésos que no publican ni esquelas interesantes y que rellenan sus setenta páginas con fotos enormes y reportajes de diez hojas sobre las fiestas patronales de Despeñalasmulas de Arriba del Valle y la elección de su reina y damas de honor -se le quitan a uno las ganas de visitar la mayoría de esos pueblos tras contemplar a doble página las excelentes beldades lugareñas-. Y junto a la piara de políticos hambrientos de un párrafo en una columnita de página par o un minutito en TeleBoina -la vida está muy mala y hay que ascender o, al menos, mantenerse- allí se presentaron prestos y solícitos todos los criados del señorito Iván, ése de los Santos Inocentes, a hacerles el pasillo de honor, cantar sus alabanzas y contar a las amistades del amo, provenientes de la capital, lo bien que les tratan los señoritos mientras éstos pasean y sonríen de un lado a otro para cubrir el expediente de turno.

En fin, la masa es sumisa, o al menos debería serlo para que funcionaran bien las cosas, y siempre ha estado con el que manda. Lo que verdaderamente llama la atención es ver como muchos que, unos minutos antes, habían estado poniendo a caer de un burro a toda su jerarquía, de repente sufren una posesión angelical, viéndose sus rostros iluminados por un destello de admiración y bondad infinitos. Un ataque de amnesia paraliza sus malévolos comentarios y echan a correr como un perrito faldero que ruega a su amo un minuto de atención, una hora de recuerdo y, si fuera posible, una galletita o un hueso. ¡Como si al amo no le sobraran solícitos perritos falderos!


Es la atracción irrestible del dragón. Aunque no sea más que una lagartija o un muerciélado, qué a gusto se está bajo sus alas. Aunque su aliento no sea fuego sino eructos apestosos, qué placer se siente a la sombra de su amistad.
Por mi parte, prefiero quemarme al sol (aun cuando el dragón sea tal y no un adefesio).

16 comentarios:

chechu dijo...

Quizá sea más atractivo el poder y el creerse algo que el simple dinero, la salud o el estar bien con uno mismo. Escalar, trepar, pisar...superan cualquier deporte nacional. Enhorabuena por tu nuevo blog.

Al Neri dijo...

La hipocresía y el lameculismo son un mal endémico de nuestra sociedad, y yo diría que son además defectos muy españoles.

A la gente le vuelve loca el "alto carguismo", los despachazos y sobre todo los fotógrafos de prensa, salir en la foto.

Con las Comunidades Autónomas,lógicamente, esto se ha multiplicado por 17.

Leonardo dijo...

Esta entrada me ha traído a la mente aquellos términos acuñados por José Mª García, como "lametraserillos" o "abrazafarolas". Como bien dice Al Neri, reflejan el carácter español a la perfección; hay que ver cómo nos gusta presumir delante de todos con expresiones como: "conozco a Fulanito", "Menganito es amiguete mío", etc.

También es cierto que, aparte de la autocomplacencia, conocer a estos cargos se piensa que puede acarrear ventajas a la hora de obtener subvenciones, concesiones y demás hurtos al erario público.

Pero quien piense un poco, se dará cuenta de que hoy en día, con la importancia que se le da a las relaciones institucionales y a la mercadotecnia en general, así como al hipócrita acercamiento de las instituciones al populacho, casi cualquier individuo puede conocer a un "alto" cargo a quien lamer el traserillo, y esto hace que dicha relación pierda valor (entendiendo que algo que tú posees gana valor en la medida en que otros no lo poseen).

Inmediatamente, estas lenguas llenas de mierda enguarran los micrófonos de los periodistas, que trasladan esta mierda y la que ellos mismos aportan ... ¡al populacho que ávidamente engulle la mezcolanza de mierdas y encima paga por ello! (o sea, a los ciudadanos de a pie)

dulcinea dijo...

Los pelotilleros los hay en todas partes y a todos los niveles, incluido la universidad. Yo en la facultad veo a muchos compañeros que no hacen mas q hacer visitas de cortesia al departamento a hacer la rosca al profesor, y ya ves, por un puñetero aprobado... Pues imaginate la gente que tiene poder de verdad y que puede dar puestos de trabajo y pasta. Esos tienen una legión de criados del Señorito Ivan (muy bueno el simil)

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Agradezco el consuelo de saber que los "lametraserillos", al final, serán abandonados por el señorito cuando no necesite los servicios del perrito de turno o cuando encuentre a uno más dócil, fiel y eficaz. Al igual que el señorito Iván... ¿Qué será de él cuándo sea despojado de sus terruños? Se quedará sólo.

Lo que aún no sé es que soledad es peor: la futura soledad del Señorito Iván o la eterna soledad del "héroe"?

Pantera Rosa con Nube dijo...

¿Pero quien domina a quién? ¿El débil de carácter que se deja llevar en la autocomplacencia de quien manejando todas sus emocionas manipula a placer y con oscuras artes de persuasión al botarate que se ve públucamente y que se deja adorar? ¿Ó el hombre que ha llegado a triunfar haciendo exactamente lo mismo que otros le hacen ahora a él? En este mundo hay quien necesita ser el centro como una necesidad Vital, pero todo tiene un precio. Los hipócritas abyectos pagan con la falta de honor y cobrán en favores, los botarates principales, pagan con su puesto en un futuro en el que Eva al desnudo se revela y desbanca a Karen en su propia confianza.

Mafalda dijo...

Estoy de acuerdo con Al Neri en que la hipocresía, el peloteo y el chaqueterismo son males endémicos y muy presentes en la sociedad española... pero no exclusivos nuestros.
Que siempre parece que los españoles nos ponemos todos los males y defectos... y no es así!! También tenemos muchas virtudes (aparte de la siesta, el vino, el flamenco y los toros) y seguramente en otros países más "europeos" o "educados" se de en mayor medida sólo que lo desconocemos porque no lo vivimos tan directamente.

Pero aquí mucho decir que no nos gusta y que tal y cual... y me gustaría saber si alguna vez no habeis hecho la pelota a alguien para intentar subir o beneficiaros de un modo u otro.

El que esté libre de pecado, que lance la primera piedra...

Leonardo dijo...

Casi nadie está libre de este pecado. Aún así, nunca está demás ponerlo de manifiesto y opinar sobre ello.

Anónimo dijo...

yo he dado mi opinion pero la he metido por error el el post de hoy

Ramiro dijo...

Al señor subdirector:

Ante el retraso del pago de mis letras en su banco, he de añadir varias cláusulas:

A- Espero que los próximos artículos haga más incapié en la lucha contra el dragón.

B- Debe hacer disertaciones más esjatológica.

C- Como uno ha regresado tocado de Francia (tanto del ala como del corazón) este pobre hidalgo espera más de vuestra merced y añadiendo unos versículos de la Revelación a San Juan el Divino: "[...] et de ore ipsius procedit gladius acutus ut in ipso percutiat gentes[...]" (Ap 19,15)

Se despide el "pequeño saltamontes"

Pantera Rosa con Nube dijo...

Aunque no tiene que ver con el post...Ya que estamos con los conceptos latinos espero que el señor "Subdirector" guarda con cariño estas palabras creo recordar de Ubertino Da Casale en el Nombre de la Rosa..."Pulchra sunt enim ubera, quae paululum supereminent, et tument modice.. quasi repressa, sed non depressa; leniter restricta, non fluitantia licenter." Miuauuuu

sefo dijo...

Por fortuna siempre quedan personas integras e independientes del poder, que se niegan a arrastrarse ante los poderosos aunque ello incluso les perjudique. Es una cuestion de actitud y dignidad.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Agradezco los latinajos, pero mi latín se reduce al rosa-rosae, al Non cullum batum belli. Cullum batum, cullum mortis y poco más.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Lo encontré: Bellos son, en efecto, los senos, que se elevan poco y son moderadamente túrgidos... retenidos, no comprimidos; dulcemente sujetos, no libremente fluctuantes.

Totalmente de acuerdo.

----------------------------------

De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro.

Bueno....

Al Neri dijo...

Menos mal que lo ha traducido, Subdirector, porque si no aquí no hay quien se entere...

Yo me sé la de "Non cullum batum belli. Cullum batum, cullum mortis", jejeje... "Los maricas no van a la guerra; marica que va, marica que muere".

Ramiro dijo...

Ya te veo no sabrá latín el alma encerrada en un cuerpo de científico mas traducís más latín que el que está registrado (hombre, reconoced pues que alguna artimaña utilizáis)