viernes, 13 de noviembre de 2015

CISTITIS



El pistoletazo de salida para levantarse para ir al váter
Hoy por la tarde estaba la televisión encendida en casa y en dos ocasiones, y en canales distintos, he oído cómo justo antes de la publicidad emitían un breve consejo de salud, patrocinado por no sé qué empresa, explicando que no era bueno que los telespectadores esperaran a los anuncios para ir al baño porque eso podía provocar cistitis. Así tal cual. 

Es ya lo que nos faltaba. Nos meten los mensajes publicitarios hasta en la sopa, ocupan con reclamos el 50% de los contenidos de las revistas, nos bombardean con SMS y con llamadas continuas al fijo y al móvil, nos revientan la navegación en Internet con cientos de pantallitas, nos paran por la calle, vienen a darnos el coñazo a casa… y ahora esto. Para una forma de publicidad que existe de la que nos podemos escaquear libremente, van y se inventan una técnica coactiva para mantenernos quietos en el sofá engullendo nuestra ración obligatoria de spots. Hasta una costumbre tan arraigada como aprovechar los anuncios  de la tele para ir a hacer pis se la quieran cargar por las buenas a base de infundir miedo con exageraciones absurdas.  No, si ahora vamos a tener que pedir permiso a los publicistas hasta para mear.