miércoles, 26 de agosto de 2009

LOS ENFERMOS TRANSEXUALES

Cuando el doctor Aquilino Polaino defendió en el Congreso que los homosexuales son unos enfermos, el llamado “lobby gay” le puso a caldo tratándole poco menos que de nazi y cuestionándole como científico, con el argumento “irrebatible” de que la homosexualidad no figura en el DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) y que la Organización Mundial de la Salud no lo considera como una patología.

A otro nivel, algo parecido me pasó a mí cuando defendí las teorías del valiente Polaino en este blog. Llegaron a insultarme y a refrotarme por las narices que no sabía nada de medicina.

Uno piensa que el motivo por el que muy recientemente la homosexualidad ha desaparecido de los catálogos de enfermedades mentales es estrictamente político, ya que, entre otros hechos lamentables, en los años 70 el colectivo de "gays y lesbianas” sometió a fuertes coacciones a las asociaciones de médicos psiquiatras, que se vendieron igual que putas, como tantas veces pasa con la comunidad científica.

Bueno, pues la cuestión es que la transexualidad sigue siendo considerada una enfermedad por los médicos de todo el mundo. En el DSM figura como trastorno denominado síndrome de disforia de género y, para más INRI, la OMS dice que es un problema de salud al que hay que dar respuesta médica.
¡Pero qué barbaridad!, ¡pobrecitos transexuales!, ¡cómo se atreven a llamarles enfermos! Por Dios, simplemente se trata de una diferente manera de vivir la sexualidad y no de una anomalía. ¡Qué vergüenza!, ¡estoy consternado!

Naturalmente, el colectivo
LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) está furioso con los médicos y presiona insistentemente para que una cosa tan natural como tener el cuerpo de hombre y sentirse mujer o viceversa (que para mí es como los zumbados que se creen Napoleón) salga cuanto antes de la estigmatizadora lista de trastornos.
¿En qué quedamos, progres, mariquitas y demás ralea?. ¿Son fiables o no los catálogos oficiales de medicina? Porque a mí me da la impresión de que sois unos desvergonzados que defendéis una cosa u otra según os convenga. Cuando el criterio de las asociaciones internacionales de facultativos médicos coincide con vuestras ideas, resulta que quienes criticamos este criterio somos tan analfabetos y malvados como Goebbels; unos paletos iletrados que no tenemos ni zorra de nada y que nos apartamos de los sagrados designios de la “unanimidad” científica. Pero cuando los doctores e investigadores opinan que los transexuales están como las maracas de Machín, resulta que los homófobos y los represores son los científicos, que todavía no han visto la luz y a los que hay que convencer de la “verdad” a cualquier precio.

No hay quien os tome en serio. Iros a hacer puñetas.

30 comentarios:

Cagüentó dijo...

Mi lema en este tema: Vive y deja vivir, (aplicable tanto a los heterosexuales, homosexuales, lesbianas, etc.....) siempre que no se metan en mi esfera de ambito privado, el problema es que estos colectivos a los que haces referencia (LGTB), en su gran mayoría son los mas intolerantes con los que no piensan como ellos o con quien no los ve como unos pobrecitos a los que hay que proteger porque están desamparados, contradiciéndose a si mismos en cuanto a su obsesión por no sentirse discriminados, al pretender obtener un trato mas favorable en casi todos los ámbitos de la vida a la vez que predican ser iguales a cualquier otro...

El tío la vara dijo...

Dos preguntas, si consideras que un transexual es un enfermo?. Qué tipo de terapia,(no te pido una respuesta médica rigurosa), crees que debe tener.En tal caso, consideras que la seguridad social, debe correr con los gastos de curación del enfermo?.
Qué hacemos con estos sujetos?.Los empastillamos, les damos descargas cerebrales, los marginamos, los dejamos vivir, les apoyamos, les estigmatizamos...
Conste y esto lo digo en serio que tardaría un tiempo en encajar la idea de tener un hijo homosexual o transexual.

El tío la vara dijo...

Por cierto no puedo tomar en serio las opiniones de un sujeto que se llama Aquilino Polaino.En que cojones pensó su madre, no me jodas.Bastante desgracia tiene un ser humano con apellidarse Polaino, como para que encima elijan Aquilino para que lo preceda eternamente.

Embajador en el Infierno dijo...

Ya lo dijo Esperanza Aguirre, que en el fondo es una individua la mar de lista, cuando le pedían que incluyera el tratamiento de transexuales en la seguridad social: "¿Son enfermos?¿No?. Pues entonces no hay nada que hacer". Con el tiempo (unos meses) se desdijo y hoy cualquier señora se puede poner rabo a cuenta del contribuyente si así lo desea. Necesitan médicos pero no son enfermos. Que cosas.

Lanarch dijo...

Embajador:

> Necesitan médicos pero no son enfermos. Que cosas.

Las embarazadas también necesitan médicos pero nadie las llama enfermas.

Chistecitos aparte: ignoro de primera mano lo que pone en el catálogo ese (ni lo que dice la OMS), pero tú mismo dices:

"En el DSM figura como trastorno denominado síndrome de disforia de género..."

Bueno, "disforia" es lo contrario de "euforia". Anarroseo de la wikipedia:

"La disforia se refiere solo a un desarreglo de las emociones y se puede experimentar en respuesta a acontecimientos vitales ordinarios, como la enfermedad o el duelo. Además, es un rasgo de muchos trastornos psiquiátricos como los trastornos por ansiedad y los trastornos del estado de ánimo."

Vamos, yo veo lógico que se considere un trastorno o algo así (no tengo muchos conocimientos en esto, no sé cuál es el término técnico) el sufrimiento que te produce sentir que tu sexo mental no se corresponde con el físico. Pero eso NO es lo mismo que considerar que los transexuales estén como chotas al estilo loco-napoleón.

Recapitulo: si en el DSM sale como tú has dicho, sin ningún otro añadido, los que lo han redactado NO dicen que la transexualidad sea equivalente a estar como una chota, pero sí que produce una infelicidad patológica.

No sé exactamente qué es lo que piden las asociaciones (las noticias no me lo aclaran mucho, y de lo que le dices al periodista a lo que se publica luego suele ir un buen trecho), pero si el estar en esas listas sirve de justificación para que la gente les insulte, no me extraña que pidan que se modifiquen, de una u otra forma.

Lanarch dijo...

Perdón, obviamente solo la primera parte del comentario anterior era para Embajador en el Infierno, el resto era para Al Neri.

Teutates dijo...

Creo que sobre este tema se han escrito rios de tinta de los cuales yo he leido mas bien solo alguna gota, pero me hace bastante gracia que en general se confunda y se asocie el respeto y la concesión de derechos civiles de estos colectivos con su normalidad o anormalidad mental o física.
A mí esto de estar incluido en el LGBT este, nunca me ha parecido normal y siempre he peensado que estas personas, tienen una desviación respecto a lo que la ley natural dicta. Considerar esto enfermedad o no, es cuestión semántica nada más. Pero estén o no enfermos, son personas, y como tales se les tiene que respetar, entender e integrar en la sociedad de la manera más digna posible. Esto para mí no es equivalente a que sus uniones, por ejemplo, tengan que tener la consideración de matrimonio, o que se les permita adoptar, pero sí que se les pueda equiparar en muchas cosas en derechos civiles respecto a los demás, en todo aquello derivado de su "desviado amor".
Lo que no me parece bien sean o no enfermos, es que se les tenga que costear a cuenta de nuestro dinero, el cambio de sexo, es una operación muy cara, y no mejora la condición fisica del paciente, porque si son enfermos ,lo son mentales, y por tanto el tratamiento que tienen que tener será psiquiátrico, no estético.
¿Por qué si tengo que ir al dentista, me lo tengo que pagar yo, y a estos les ponen tetas o polla gratis? Si una chavala se quiere poner más tetas porque se siente mal con lo que tiene, ¿se lo pagaríamos tambien? Esta chica también se siente mal con su cuerpo y no la ayudamos, ¡Qué malos somos! Me estoy quedando sin pelo y me siento muy a disgusto con migo mismo, ¿Me van a pagar el implante?
Vivimos en un país de titiriteros y soplagaitas. ¡Menos tonterías y más responsabilidad!
¡DENTISTA GRATIS YA!

Rocco Lampone dijo...

Lo cierto es que a tenor de este tema siempre van a existir opiniones enfrentadas, y guantazos varios por defenderlas. Por desgracia parece que vivimos, los heterosexuales sin disforias ni trastornos fisico-mentales-estéticos-(que se yo)en constante asedio ideológico, pues parece que si eres tío y no te morreas con un morlaco bigotudo y panzudo a lo Village People, pues que no sabes disfrutar de la vida y estás reprimiendo un Gaylor en potencia.
Fíjate tu; qué caramba, que si no agarro un nabo no voy a ser feliz. Y nos tachan de reprimidos, retrógrados, fachas, y demás zarandajas zapateriles.
Y yo digo: dejadme en paz, que yo no digo nada de que seáis esto o lo otro porque hagáis al vuelo y al posado, o al escorzo, o al buceo.
Pero lo que realmente me repatea es que yo deba pagar un riñón por operarme mis ojillos miópicos y astigmáticos, y llegue un tarambana fumao hasta las trancas y se quite la idem y se ponga una sima de plástico. Y lo paguemos todos. O que en la Seguridad Social varios médicos distintos no sepan que tiene un paciente al cual le duele hasta el alma, pero sí sepan cómo agigantarle las mamellas a una inconsciente de 18 años.
Y encima no puedes ni exponerlo ni defenderlo, porque te vapulean.
Tiene cojones.

Al Neri dijo...

Yo estoy básicamente en la línea de Teutates, que lo ha explicado muy bien.
Que la transexualidad sea una enfermedad mental no significa que el tratamiento adecuado sea el cambio de sexo (lo pague el paciente de su bolsillo o los contribuyentes, que es un tema aparte).

Si un fulano, desde niño, se piensa que es el Rey de España, no por ello le tenemos que coronar y llevarle a la Zarzuela. Con los transexuales pasa lo mismo: si un niño se piensa que es niña (porque padece disforia de género, que es un trastorno mental), no por ello tenemos que amputarle el pene y construirle órganos genitales femeninos.

Yo no sé cuál es la solución porque no soy médico, pero está clarísimo que el niño del ejemplo no es una niña y que no procede dar por bueno como se sienta o se deje de sentir. A lo mejor en un centro psiquiátrico le podrían curar de su desarreglo mental.
Es cierto lo que dice Lanarch de que el niño que se cree niña lo pasa muy mal por tener el cuerpo que tiene y que esto le provoca un desequilibrio emocional. El mismo problema tiene el que se cree Rey de España o Napoleón por no estar cazando osos o en la Campaña de Waterloo. E igualmente sufrirá un homosexual por tener sus tendencias si estas no son aceptadas por la sociedad. Y fijo que todos ellos tendrán depresiones graves como consecuencia de sus problemas de identidad. Pero lo que estamos diciendo que es una enfermedad mental es el hecho de creerse niña, Napoleón o Rey, o sentirse atraído por una persona de tu mismo sexo; el daño psicológico que estas enfermedades provocan merece capítulo aparte.

En el post no he querido entrar en consideraciones médicas, ya que no estoy preparado para ello, sino en la hipocresía del lobby LGTB, que considera argumento válido el criterio de la comunidad científica sólo en caso de que coincidan con el suyo.

Rocco, genial nick.

Anónimo dijo...

Además, muchas veces a los transexuales no les interesa operarse por cuestiones "económicas".....en el negocio más viejo del mundo tener tiburón está más cotizado.....
Beatriz Meneéndez

Dulcinea dijo...

Uy, vuelvo de vacaciones y vaya temas me encuentro.
A mi todo esto de maricas y travestis, etc, etc, me parece mas bien locuras de gente viciosa que se aburre y hala, a hacer cosas raras como vestirse de mujer, ponerse pito, etc. Estas cosas antes no pasaban porque la gente trabajaba duro y se dedicaba a cosas de provecho.
A los travestis lo mejor es mandarlos al manicomio como dice Al Neri pero sobre todo trabajar mucho con pico y pala, sudando, acabando el día agotados y ya verian como se quitaban todos los vicios.

N&B dijo...

Es un tema que no debería ser objeto de burlas o comentarios denigrantes. Ignoro si se trata de una enfermedad de la mente, o del cuerpo. Lo que sí parece evidente que ambos no encajan. Si es posible modificar la mente, hágase, pero no parece que de resultado, puesto que son mínimas las "curaciones". Supongo, por descarte, que habrá que curar -en este caso, modificar- el cuerpo.

Los casos concretos de cada uno de los transexuales debe ser, supongo, tan variado como las circunstancias de cualquier otra persona.

Con todos los respetos para el Sr. Apolaino, no me parece que su criterio sea valorable en este asunto. Los prejuicios que arrastra son más que evidentes.

Personalmente me apunto a la máxima citada, "vive y deja vivir". Treinta operaciones de cambio de sexo al año, con la que tenemos encima, no va a arruinar el país ni la seguridad social.

N&B

J. F. Sebastian dijo...

El DSM se realiza en base a un consenso de psiquiatras procedentes de diversas corrientes sin establecer etiología -causa- del trastorno en ningún momento porque entonces nunca se pondrían de acuerdo. De hecho para la medicina el concepto de 'enfermedad mental' es etimológicamente insostenible en nuestros días.

Yo tampoco entiendo a los homosexuales pero eso no quiere decir que no merezcan mi respeto. Dicho esto, es cierto que al igual que ocurrió con el feminismo más radical, parece que algunos gays y lesbianas quieren tomarse 'la revancha'. La prueba es que no todos y todas se identifican con eventos como la fiesta del orgullo gay: una excusa para desmelenarse también para muchos heteros.

Mike dijo...

EL asunto da para hablar mucho. Mi aportación es una experiencia que tuve hace tiempo. Un intento de entendimiento con un homosexual que quería operarse entonces.

Saludos.

Embajador en el Infierno dijo...

Lanarch- A las embarazadas nadie les llama enfermas porque no lo son...en acto, pero si que lo son en potencia. Por eso acuden al médico.

Cualquier persona que acude al médico lo hace por estar de hecho enferma (en acto, por así decirlo) o por tener una alta probabilidad de poder estarlo (en potencia, para entendernos).

Nadie acude al médico por causas ajenas a la enfermedad, excepto supongo que sus íntimos amigos y el sastre cuando no le paga.

Anónimo dijo...

¿Porqué todos los travestones se dedican a lo mismo?no los vereis de cajeras de supermercado,solo les va el puteo.Antón

Clebarr dijo...

Yo, sin dar tantos datos científicos como Dulcinea, estoy bastante de acuerdo con la línea de Teutates.
A mi un transexual no me ofende, en el sentido que vivo y dejo vivir. Me trae bastante sin cuidado las operaciones a las que se pueda someter. Si de verdad se sienten mujeres y su felicidad depende de ponerse pechos y cercenar a su pequeño cíclope, por mi genial. Eso sí, que no lo hagan a costa de mis impuestos.

Sunsi dijo...

Tengo entendido que la homosexualidad se desclasificó como enfermedad por la presión del lobby gay en EEUU. Consiguieron que se eliminara del manual de clasificación de enfermedades DSM-III en una votación de la Asociación Americana de Psiquiatras en la cual-¡¡¡OJO AL DATO!!- sólo votaron el 25% de sus miembros. Parece ser que no existe otro caso similar en la Hª de la medicina: eliminar una enfermedad por votación y sin argumentos científicos. Y desde entonces... Y así estamos... Porque, para una vez que alguien abre la boca como Don Aquilino, la que se organizó.

He leído algo sobre el tema porque ahí nace el movimiento feminista radical, la cuestión de género... Muy bueno el libro de Jesús Trillo-Figueroa "Una revolución silenciosa"y "Comprendiendo la homosexualidad" de el Dr. Irala...

Irala, en una entrevista afirma:
"El equilibrio está probablemente en reivindicar un respeto incondicional por toda persona con sentimientos homosexuales. A la vez, se debería permitir que desde el punto de vista científico uno considere la homosexualidad como un desarrollo inadecuado de la identidad sexual y facilitar que quienes sufren por su orientación, desean entenderla mejor y/o reencontrarse con su heterosexualidad, puedan acudir a un especialista para solicitar su ayuda".

Pero explicas esto con el máximo respeto del que eres capaz y no te libras de la etiqueta "homófobo".

Un saludo

Clebarr dijo...

Mirad, ni calvos ni con dos pelucas.
La homosexualidad no es una enfermedad, no es ni más ni menos que una orientación sexual. Que los heterosexuales seamos mayoría no significa que los otros estén enfermos, simplemente significa que somos más.
No me parece justo recomendar libros que avalen mi opinión dándolos la categoría de infalibles, porque siempre se pueden encontrar a otros autores con la misma cualificación profesional que opinen justo lo contrario. No vale utilizar para los primeros las etiquetas de serios y de pseudo-gays o de liberalillos de tres al cuarto para los segundos.

Aprendiz de pufo dijo...

Ya se quien se oculta bajo el nick de Dulcinea. Es Eduardo Punset, que dada su modestia ha preferido ocultarse bajo el nick de una musa.
Yo estoy de acuerdo, estos transexuales son unos vagos, distraidos. A falta de las llamas purificadoras de la inquisición, extintas pa desgracia de Dios, unos buenos trabajos forzados, unas buenas ostias y unas buenas putas redentoras,(o putos) que les hagan saber lo que vale un buen felpudo, serían la solución.
Por cierto Edu, cómo alguien tan ocioso y vicioso como yo,piensa tanto en tí y no en cortarse el tiburón?.Porque a depravado y obseso no me gana una locaza de esas ni de coña. Dicen que solo un tal Calígula y algún cura de Boston estaban a mi altura.Pero no lo creo.
MIAU, MIAU, MIAU..

Al Neri dijo...

N&B dijo: “Treinta operaciones de cambio de sexo al año, con la que tenemos encima, no va a arruinar el país ni la seguridad social”. ¿O sea que es una cuestión de pasta?, ¿o sea que si en vez de 30 fueran 5.000 anuales ya no se lo tendría que pagar la Seguridad Social?. ¿Y los ejemplos que ha puesto Teutates?, ¿también es por dinero por lo que no se paga a las mujeres la operación de tetas?, ¿y por qué no entra el dentista?

Mike, aunque creo que confundes homosexualidad con transexualidad, me ha gustado mucho tu post, que recomiendo a todos encarecidamente.

Anónimo, curiosamente yo conozco a un travesti que es el dueño y dependiente de un Todo a 100.

Sunsi, gracias por las citas y recomendaciones de las que tomo buena nota.

Dulcinea dijo...

Aprendiz de brujo como de costumbre obsesionado por su tiburón y esas cosas y faltando a los demas sin venir a cuento. Estoy segura de que eres tan ocioso y vicioso como dices, no hacia falta que lo dijeras, pero Aprendiz te aconsejo que ya que no puedes lobotomizarte, te pegues una ducha fría o dos al día y veras como superas en parte tus traumas adolescentes.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Es un tema muy interesante, sr. Neri, que deja al descubierto la doble o triple moral de los tiranos progres de lo políticamente correcto y sus múltiples varas de medir.

Por un lado, me gustaría destacar la defensa al ultranza que de maricas de todo tipo realizan en España los adalides de la izquierda; mismos sujetos que hace unos meses celebraban por todo lo alto el 50 aniversario de la "Revolución" Cubana a la que veneran como ejemplo de verdadera democracia aunque en ese régimen (igual que pasaba en Rumanía, por ejemplo) el simple hecho de ser homosexual está penado con la prisión.

Los mismos progres que descalifican la opinión de uno de los psiquiatras de mayor prestigio en España usando el argumento de que se llama Aquilino. Sí señor, un argumento muy científico y racional. ¿Por qué no rematan ese techo de racionalidad llamándole facha o meapilas? O mejor todavía, que digan que sus opiniones (algo más que opiniones) no son válidas porque quizás sea del Opus Dei.

Lo que creo que es indiscutible es que ciertos rasgos de nuestra condición no dependen de nuestra voluntad. Vienen decidida con nuestro nacimiento. Yo no he elegido nacer blanco, ni varón, no de esta o aquella altura. Por lo tanto si he nacido varón, lo soy y ya está. ¿Qué opinaríamos de un negro que dijera que se siente blanco o viceversa? ¿O de un hombre que dijera se cree un lagarto o un perro? Pues lógicamente, correspondería a los psiquiatras su tratamiento que, sin ser yo médico, supongo no pasaría por aclarar u oscurecer la piel o poner cuernos y rabo al tipo que se crea un Victorino Martín.

Pues lo mismo con un travestido. Se podrá disfrzar de mujer, incluso pasando por quirófano: disfraz caro pero disfraz (¿dejará de tener un cromosoma X y otro Y?). Se le podrá atiborrar a hormonas para que que le salgan pechos o barba. Se nos podrá obligar por ley a que le llamemos Manuela o Manolo. Incluso se podrá meter en la cárcel al que no lo haga pero de nada servirá. Si nació hombre, una mentira, por muy eleborada que esté, no lo convertirá en mujer.

Claro, este tipo de operaciones las defendía, dirigidas a menores, hace unos días, un "médico" (sólo por tírulo) al estilo play-boy chuletero que de seguro ya veía repleta su cartera.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Una cosa curiosa más. Hablas con algunas personas, muy progres ellas, sobre ciertas mujeres como Elsa Pataky y lo primero que te dicen es: "No vale, está operada."

Eso sí, te defienden a capa y espada que Bibiana Fernández es una mujer o que el travelo de Gran Hermano ya no es un hombre.

El tío la vara dijo...

Vamos a ver Subdirector. No te inventes cosas..
De repente creo haber entendido que me has convertido en "pro casttrista". Joder lo tuyo si que es imaginación.
Te recuerdo que tener ciertos tics progres como estar a favor del sufragio activo y pasivo;o de la aconfesionalidad del estado, e incluso tener un mínimo sentido del humor no le convierte a uno en seguidor de una dictadura tan bochornosa como otras sobre las que tu no te pronuncias o incluso legitimas.
Lo del nombre es una broma, y creía ingenuamente que hasta ahí llegabas.
Las comparaciones que empleais me parecen un ejercicio de demagogia supino y por cierto no están a vuestra altura intelectual,a no ser que yo os sobrestime.
De verdad os parece mínimamente serio comparar a un transexual con un tipo que cree Napoleón.Yo creo que ni entendiendo el ejemplo dentro de los parámetros de la ironía aporta ninguna luz acerca de lo que es un problema para muchas personas a las que no se que decir. Ni se tan siquiera si debo costear su tratamiento, no porque su problema me parezca poco serio sino poruqe puede que haya otras prioridades.
En todo caso creo que no merecen mi desprecio más o menos explícito; más o menos tácito.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Aunque USTED no se lo crea, Tío de la vara, ni el mundo gira en turno suyo ni todos los comentarios de este blog van referidos a usted cuya opinión, francamente, me importa bastante poco visto que no tiene la más mínima idea de nada y que no es capaz de de distinguir las churras de las merinas.

Anónimo dijo...

Lo dicho, vaya pandilla... Totalmente de acuerdo con el vive y deja vivir del primer cometnario, siempre y cuando la actitud ante la vida de unos no obre en contra de los derechos de otros. Y actitudes despectivas y denigratorias como la que nos ocupa sólo buscan la anulación de unos individuos cuya actitud ante la vida no se adecua a los cánones de lo que la pandilla habitual de este blog entiende como lo normal. Dejen vivir a las personas sexualmente divergentes de la pauta mayoritaria, que el único daño que les hacen es demostrarles que no todo es como a ustedes les gusta que sea.
JDM

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Sí señor. Un gran argumento: usar una frase hecha y no rebatir nada de lo expuesto por el resto de comentaristas salvo llamarles "pandilla".

Anónimo dijo...

¿Y qué pretende, que me ponga a argumentar con una pandilla de carcamales si toda conducta o inclinación sexual no heterosexual es un enfermedad mental? Temo que sería totalmente improductivo habida cuenta del nivel y actitudes de interlocutores capaces de soltar perlas como:

"siempre he peensado que estas personas, tienen una desviación respecto a lo que la ley natural dicta" ¿Ley natural? Contradictio in termini.

"A lo mejor en un centro psiquiátrico le podrían curar de su desarreglo mental." Quizás lobotmizándolo/a, quizás... Eso molaría ¿eh?

"en el negocio más viejo del mundo tener tiburón está más cotizado" O es una enfermedad mental, o una estrategia de mercado, pongámonos de acuerdo.

"A mi todo esto de maricas y travestis, etc, etc, me parece mas bien locuras de gente viciosa que se aburre y hala, a hacer cosas raras como vestirse de mujer, ponerse pito, etc." Sin palabras. Y lo que sigue a esta frase creo que ejemplifica muy bien el talante de este blog. Retrocarcamalismo en su más pura esencia carpetovetónica.

"se debería permitir que desde el punto de vista científico uno considere la homosexualidad como un desarrollo inadecuado de la identidad sexual" ¿Inadecuado? ¿para qué, para nuestra misión de propagar la especie? Si es que se puede llegar a ser mendrugo...

"ciertos rasgos de nuestra condición no dependen de nuestra voluntad." Cierto, pero otros muchos, como la ideología, las creencias, la actitud ante la vida y el género (no confundir con el sexo, aquí me remito a la concepciín de género de Simone de Beauvior, que entiendo la más acertada realizada hasta la fecha) no lo son. E incluso el sexo a nivel biológico aparece con mucha mayor frecuencia de lo que se dice, menos definido y predeterminado de lo pretendido (no todo es tan sencillo como ser XX o XY y todos tan contentos. Que se lo digan si no a las personas con síndrome de Morris. "Pivones" con cromosomas masculinos. Algunas muy conocidas). Y aunque así no fuera, siempre debe de prevalecer la libertad del individuo para decidir cómo quiere que sea su vida, sobre todo en relación a algo tan personal como la identidad sexual. El resto es mala baba, ganas de putear al diferente, de cebarnos con estas personas que no tienen nuestras inclinaciones sexuales de la misma manera que en nuestra infancia y adolescencia machacábamos (y aquí yo también entono el mea culpa) a los "maricas" y a las "chicazos".

E insisto, salvo excepciones (que no es su caso), vaya pandilla...

JDM

Al Neri dijo...

Anónimo JDM, ayer salió en "El Diario" un señor de 36 años que se había convertido en mujer y al cabo de un tiempo se arrepintió y decidió "retroceder" (sic) y volver a ser hombre. Afortunadamente no se había hecho cortar el "tiburón".

¿Qué le parece?. ¿Una actitud normal? ¿Un ejemplo de equilibrio? A viciosos de esta especie mejor sería ponerles a picar piedra, a ver si -como dice Dulcinea acaban agotados y se les curan las tonterías.